Es una acción tan común desde hace unos años que ya lo concebimos como algo habitual ya que son muchos los atletas y deportistas que muerden sus trofeos o medallas deportivas, sin embargo la mayoría de nosotros no conoce el por qué.

Una de las explicaciones a este hecho, está relacionado con los medios de comunicación y el impacto mediático, muchos deportistas muerden sus medallas deportivas para atraer la atención de los periodistas y generar portadas o imágenes llamativas.

Si pensamos en la imagen de los deportistas en periódicos o en televisión, seguramente la mayoría de veces aparezcan con esta pose, sin embargo pese a que actualmente se practique con mayor frecuencia, especialmente en determinados deportes, no es algo novedoso.

La influencia de la historia en las medallas deportivas

El origen de esta práctica  está relacionado con la costumbre de morder el metal, históricamente la gente mordía las monedas  para evitar la falsificación y comprobar el material con el que estaban fabricadas.

Cuando estas estaban fabricadas en oro podían quedar marcadas ya que es un metal relativamente blando que presenta signos de desgaste. Actualmente esta práctica ha dejado de tener sentido ya que se dejaron de utilizar metales preciosos en la elaboración de las monedas desde hace más de 50 años.

Puede que te estés preguntando si las medallas están fabricadas con metales preciosos, pero la realidad es que están fabricadas con un 93% plata y 6% bronce, utilizando tan solo un 1,34% de oro.

Las únicas medallas deportivas elaboradas con oro sólido fueron las de los  Juegos Olímpicos de 1904, 1908 y 1912.

¿Conocías el porqué de esta tradición?