¿Quieres reconocer la labor académica o laboral? ¿Otorgar un reconocimiento a la victoria en una competición? ¿Celebrar una jubilación? Las placas conmemorativas son el obsequio perfecto para este tipo de ocasiones.

Para qué se usan las placas conmemorativas

Las placas conmemorativas son entregadas cuando tiene lugar algún hecho destacable o que merezca ser celebrado. Tienen como objetivo hacer perdurar en el tiempo un momento efímero como es el acto y que quede constancia física del mismo.

Estas pueden ser entregadas a una persona en concreto a una comunidad o colectivo, así como el transcurso de un hecho extraordinario o una excelente labor por parte de un individuo.

Tipos de placas conmemorativas existentes

Existen multitud de modelos de placas conmemorativas por lo que no existe un diseño concreto sino que este responde a diferentes necesidades y formas. La forma más habitual es la forma rectangular, es en la placa donde quedarán grabados los datos más importantes.

Algunas tienen como finalidad su exposición en edificios o monumentos mientras que otras son entregadas por varios motivos como por ejemplo las placas de homenaje, placas de agradecimiento. La mayoría de ellas tienen como objetivo premiar y alabar un comportamiento o actitud o dejar constancia de actos importante.

Los materiales utilizados para su fabricación son la plata, el metacrilato, el cristal o el baño en plata. Las placas conmemorativas incluyen alguna dedicatoria o el motivo de celebración y entrega de la placa, la fecha y lugar de entrega, la persona que lo entrega o lo recibe.

¿Quieres un recuerdo para siempre? ¡Las placas conmemorativas son la mejor opción!